¿QUÉ SIGNIFICA NACER DE NUEVO?

nacer de nuevo

Era tarde en la noche. ¿Por qué no temió acercarse bajo el manto de la oscuridad? ¿Porque no temió molestar a sus amigos religiosos fariseos? La verdad es que él no era como todos los demás, orgulloso, engreído y jactancioso. Ese humilde hombre buscaba la verdad y respetaba a Jesús como maestro. Pero lo que escuchó de él no tenía sentido. Nicodemo era un fariseo miembro del Sanedrín y se esforzó en gran manera por entender la declaración absurda que hizo Jesús: “Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios” (Juan 3:3).

¿Nacer de nuevo? Preguntó Nicodemo: “¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer?” (Juan 3:4). Con paciencia, el Señor Jesús le explicó que ese nacimiento supera por mucho al nacimiento físico. Después, Nicodemo volvió a preguntar de manera enfática: “¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer?”, lo que significa literalmente “nacer de arriba” (Juan 3:7).

Jesús no dio opción a Nicodemo. De la misma manera que nosotros tampoco la tenemos. No es suficiente estar vivos físicamente. Tenemos que nacer espiritualmente. Si queremos escuchar el consejo de Dios, no podemos estar muertos espiritualmente, debemos estar vivos, ¡debemos nacer de nuevo!

¿Cómo tener un cambio de vida?

Existen cuatro verdades espirituales que necesita saber.

#1 Su problema. Usted (como todo el mundo) ha decidido pecar.

Todos hemos decidido hacer lo malo, todos hemos pecado, ninguno de nosotros es perfecto. Cada vez que decidimos seguir nuestro propio camino y no el de Dios, la Biblia nos dice que “cometemos pecado”.

“Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros”. (Isaías 53:6)

#2 Su posición. Su pecado lo separa de Dios (esta es la muerte espiritual).

Dios no tiene pecado alguno (él es perfecto). Por lo tanto, nuestro pecado es una ofensa ante él. Eso incurre en un pago o consecuencia. La Biblia dice que el resultado de nuestro pecado es estar separados de la presencia de Dios. Esa separación se llama muerte espiritual.

“Pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios”. (Isaías 59:2)

“Porque la paga del pecado es muerte”. (Romanos 6:23)

#3 Su provisión. Dios ha provisto una forma en la que usted puede evitar sufrir la consecuencia de la muerte.

El pecado es algo muy grave, porque nos separa de Dios. Dios es justo y no puede ignorar nuestro mal proceder. Pero al mismo tiempo nos ama y no quiere que estemos separados de él. Él tiene que castigar nuestro pecado, pero no quiere que muramos y vivamos eternamente separados de él. Por esa razón, el Padre celestial envió a su propio Hijo Jesús para que al venir a la tierra muriera en la cruz para pagar por nuestro pecado. Jesús decidió pagar la cuenta de nuestros pecados. Nosotros merecíamos la muerte, pero Cristo murió en nuestro lugar.

“Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros”. (Romanos 5:8)

#4 Su parte. Usted puede pasar de muerte a vida espiritual ahora mismo.

Debemos buscar el perdón de la manera que Dios lo ha revelado en su palabra. Usted necesita confiar en que Jesucristo murió en su lugar. Ruegue por misericordia y que tome el control de su vida. Ese es el único plan aceptable delante de Dios. Jesús dijo:

“Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí”. (Juan 14:6)

Cuando cree (confía) en Jesús solamente como quien pagó por su pecado y somete su voluntad a la de él, recibe el perdón de sus pecados. Y cuando recibe el perdón recibe la limpieza de todos ellos (pasados, presentes y futuros) y es salvo de la separación eterna de Dios (muerte espiritual) La Biblia dice:

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él”. (Juan 3:16–17)

Si desea recibir el perdón total de Dios, si quiere pasar de muerte a vida espiritual, puede hacerlo de manera sencilla, pero de todo corazón, orando al Padre celestial pidiendo perdón por sus pecados en sus propias palabras, es decir, no necesita que alguien le guíe, el Espíritu Santo es su guía. Ruegue por misericordia porque usted ha pecado contra Dios y merece el castigo del infierno.

No olvides suscribirte a nuestra página para que te lleguen los nuevos artículos y noticias a tu correo electrónico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.