Saltar al contenido

ISRAEL “EL RELOJ PROFÉTICO DE DIOS”

israel el fin del mundo.jpg

El 7 de junio de 1967 el Presidente Egipcio Nasser, hinchado de vanagloria por los 400 aviones Mig última generación, y los cientos de blindados que le había proporcionado la ex Unión Soviética, dijo: “hoy es el día en que el mundo podrá presenciar el exterminio de la nación judía”. Cuando todo indicaba que una coalición de 100 millones de árabes, conformada por Egipto, Siria, Jordania, Arabia Saudita y Argelia no podía perder. Providencialmente el Pequeño Estado de Israel que por aquel entonces no llegaba a 2 millones de personas, en pocas horas destruyó casi la totalidad de la fuerza aérea egipcia y en 6 días y de forma Providencial humilló a aquellos que procuraban su aniquilamiento.

Hoy en día en lo profundo del corazón de muchos líderes árabes prevalece esa ambición de borrar a Israel de la faz de la tierra, declaraciones como la del líder Iraní y los millones de dólares que destina a armar a estos terroristas son una prueba de esto. Tengan por cierto que si bien, aún aguardan serios padecimientos a este pueblo, nadie los podrá arrancar de donde Dios lo ha establecido.

Al estudiar las Sagradas Escrituras y en especial la palabra profética, uno llega a la inequívoca certeza de que la restauración física de Israel como Nación, es sin lugar a dudas un cumplimiento profético, se podrían citar un montón de pasajes del Antiguo Testamento que así lo confirman.

Sin embargo hay un principio que se cumple a lo largo de toda la Escritura comenzando desde Génesis, y es que el maligno siempre trata de obstaculizar y ensuciar la obra de Dios a través de las mezclas. Y es seguro que en todo este fluir profético se mezclan e interactúan instrumentos del maligno como el Concilio de Relaciones de Exteriores de USA y las cúpulas iluminatis que trabajan desde hace mucho tiempo para la instauración del NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM), cúpula en la que seguramente los Bush y los Rockefeller tienen un papel muy activo.

La gran paradoja es que estos instrumentos del maligno que aparecen favoreciendo a Israel están realmente trabajando para el reino del anticristo.

Cuando el NOM sea establecido y el anticristo tome el control político militar, religioso y económico del mundo entero, él aparecerá como el jinete blanco de los 4 jinetes del Apocalipsis trayendo una falsa paz y seguridad; y el pueblo judío caerá en el engaño de creer que él es el Mesías, porque se proyectará en la escena mundial como el gran pacificador que consigue lo que nadie ha podido traer, una paz y seguridad aparente, Daniel 9:27 habla acerca de este evento profético.

Dan 9:27 Y por otra semana confirmará el pacto con muchos; a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda. Después con la muchedumbre de las abominaciones vendrá el desolador, hasta que venga la consumación, y lo que está determinado se derrame sobre el desolador.

Aquí habla de una semana de años, es decir de los 7 años durante los cuales tendrán lugar los acontecimientos descritos en el libro de Apocalipsis.

Dice el texto que a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio pregunta ¿qué sacrificio? Aquí se refiere a los sacrificios que tienen que ver con el sacerdocio levítico, quien estudie de cerca la palabra profética sabrá que se están haciendo todos los preparativos para la construcción del templo en donde se han de reanudar los sacrificios del sacerdocio Levítico.

Es decir, lo que Daniel 9:27 enseña es que a los tres años y medio de su reinado el falso Mesías se sacará la careta y se volverá en contra del pueblo de Israel, y se cumplirá lo que Isaías describe como tiempo de angustia para Jacob.

Esto desembocará en la guerra de Armagedón, en medio de la cual descenderá del cielo el verdadero Mesías Jesús, para pelear por su pueblo y quebrantar a todas las naciones que han de marchar contra Jerusalén y entonces se cumplirá la palabra profética de Zacarías 12: 8-11: “8 En aquel día Jehová defenderá al morador de Jerusalén; el que entre ellos fuere débil, en aquel tiempo será como David; y la casa de David como Dios, como el ángel de Jehová delante de ellos. 9 Y en aquel día yo procuraré destruir a todas las naciones que vinieren contra Jerusalén. 10 Y derramaré sobre la casa de David, y sobre los moradores de Jerusalén, espíritu de gracia y de oración; y mirarán a mí, a quien traspasaron, y llorarán como se llora por hijo unigénito, afligiéndose por él como quien se aflige por el primogénito.11 En aquel día habrá gran llanto en Jerusalén, como el llanto de Hadadrimón en el valle de Meguido”.

Dice: “Mirarán a mí a quien traspasaron”, y se caerá el velo del engaño y comprenderán el verdadero significado de Isaías 53, en donde se presenta la visión profética del Mesías ofreciéndose como el sacrificio perfecto, sacrificio que esta prefigurado en la primera pascua que celebró el pueblo de Israel cuando salió de Egipto, es decir, el Cordero sin defecto.

Isa 53:5 Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.
Isa 53:6 Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros.
Isa 53:7 Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca.
Isa 53:8 Por cárcel y por juicio fue quitado; y su generación, ¿quién la contará? Porque fue cortado de la tierra de los vivientes, y por la rebelión de mi pueblo fue herido.
Isa 53:9 Y se dispuso con los impíos su sepultura, mas con los ricos fue en su muerte; aunque nunca hizo maldad, ni hubo engaño en su boca.
Isa 53:10 Con todo eso, Jehová quiso quebrantarlo, sujetándole a padecimiento. Cuando haya puesto su vida en expiación por el pecado, verá linaje, vivirá por largos días, y la voluntad de Jehová será en su mano prosperada.
Isa 53:11 Verá el fruto de la aflicción de su alma, y quedará satisfecho; por su conocimiento justificará mi siervo justo a muchos, y llevará las iniquidades de ellos.
Isa 53:12 Por tanto, yo le daré parte con los grandes, y con los fuertes repartirá despojos; por cuanto derramó su vida hasta la muerte, y fue contado con los pecadores, habiendo él llevado el pecado de muchos, y orado por los transgresores.

Finalmente Dios cumplirá su propósito eterno con su pueblo y de ésta manera dar cumplimiento a los pactos Abrahámico y Davídico, los cuales nunca fueron abrogados porque son de carácter incondicional y que han de tener su cumplimiento durante el milenio.

No olvides suscribirte a nuestra página para que te lleguen los nuevos artículos y noticias a tu correo electrónico.

Autor: Daniel  Nicolás Pastore.

Categorías

Escatología

A %d blogueros les gusta esto: