Saltar al contenido

EL ATEO QUE QUERÍA VER A DIOS

El ateo que queria hablar con Dios

Un ateo acude a un predicador y le dice que él quiere ver a Dios.

A todo esto el predicador responde: “¿Así que tú quieres ver a Dios? ven para acá…”

Era medio día y el sol estaba clarito y caliente y el predicador le dice: “quédate mirando el sol sin pestañear media hora”.

A lo que el ateo le responde: “¿piensas que soy tonto? ¿Piensas que no sé qué voy a quedar ciego?”

A lo que el predicador le responde: “si no eres capaz de ver al secretario cómo quieres ver al jefe, amigo”.

Categorías

Vida cristiana

A %d blogueros les gusta esto: