Saltar al contenido

FRASES DE JUAN MANUEL VAZ

frases de juan manuel vaz

Aquí te dejamos las mejores frases del pastor Juan Manuel Vaz, esperamos que sean de edificación para todos ustedes.

1. No crean que por tener jóvenes entretenidos en la iglesia ya garantizan su salvación. Nuestra juventud necesita PALABRA DE DIOS y no puro entretenimiento.

2. Dios nos ama no por nuestras buenas obras sino por su pura gracia y misericordia, pues su amor no lo merecemos, y aún así es eterno sobre nosotros.

3. No somos llamados a decir ‘Así dice mi pastor’. Somos llamados a conocer la Palabra y decir ‘Así dice el Señor’.

4. La única forma en la que el creyente encuentra fuerzas cada día para seguir en pie es: lectura bíblica y oración.

5. Puedes pedirle a Dios cualquier cosa, sin embargo, recuerda lo que Jesús enseñó: ‘Hágase TU voluntad y NO LA MÍA’.

6. Si Cristo y la Cruz no aparecen en nuestros sermones es imposible que haya salvación ese día entre las personas que escuchen el mensaje.
Prediquemos a Cristo y a éste crucificado. (1 Cor. 1:23)

7. Es mejor tener un buen carácter que una buena reputación, pues la reputación es lo que la gente ve, el carácter es lo que realmente somos.

8. NO SIEMPRE SENTIRÁS LA PRESENCIA DE DIOS CONTIGO, pero no significa que Dios no esté, pues Él nunca te dejará ni te abandonará. La fe no se trata de sentimientos, sino de convicciones.

9. Tenemos el deber de predicar la verdad de Dios aunque eso nos cueste críticas, insultos y desprecio aún de los mismos ‘creyentes’.

10. No crean que por tener jóvenes entretenidos en la iglesia ya garantizan su salvación. Nuestra juventud necesita PALABRA DE DIOS y no puro entretenimiento.

11. De nada vale tener Sana Doctrina en nuestros sermones si no tenemos Sana Doctrina en nuestras alabanzas. Cantemos la PALABRA.

12. La mayor felicidad según el Evangelio no se encuentra en triunfos o disposición de bienes materiales, sino en tener una relación íntima con Dios.

13. Un evangelio que no lleva a una vida de santidad es también un FALSO EVANGELIO.

14. Dios aborrece el pecado, pero mandará al infierno al pecador no arrepentido.

15. No importa cuanta Biblia tienes en tu cabeza si esa Biblia no ha bajado a tu corazón y no la has puesto en obra en tu vida. El conocimiento no nos hace ni cristianos ni mucho menos salvos.

16. No amar a la iglesia de Dios es despreciar lo que Cristo compró con su sangre.

17. La mayor bendición que Dios puede darnos no es el regalo de bienes materiales sino el poder mostrar el carácter de Cristo reflejado en nuestra vida. ”En todo deseo que seas prosperado así como prospera tu alma”.

18. El Evangelio de Cristo es tan poderoso que no necesitamos otras actividades o elementos para alcanzar a los perdidos.

19. La iglesia local no es un negocio que heredan los hijos del pastor sino el pueblo de Dios reunido que debe ser pastoreado por hombres LLAMADOS Y ESCOGIDOS POR EL ALTÍSIMO.

20. El fundamento de la iglesia no debe ser la visión o identidad del pastor, sino las Sagradas Escrituras. LA BIBLIA DICE CÓMO DEBE SER Y FUNCIONAR LA IGLESIA.

21. Un verdadero cristiano puede cometer un pecado pero no vivirá en la práctica de éste. Quien está en Cristo ya no es esclavo del pecado y las tinieblas.

22. Si Jesús nos ha hecho libres entonces no tiene ningún sentido la práctica de algunas iglesias de ‘cultos de liberación’.

23. El verdadero profeta de Dios no hablaba para entretener o contentar, sino para dar un mensaje que no era suyo, para exponer fielmente la Palabra de Dios.

24. Una de las mayores fortalezas para la iglesia y el avance del Evangelio es la oración y el clamor unido del pueblo de Dios.

25. Prediquemos cada día con la pasión de aquellos que creen que Cristo regresará a por su iglesia hoy mismo, y si no regresa, al día siguiente volvamos a predicar con la misma pasión.

26. Muchos buscan títulos, posición y cargos, pocos buscan amar, servir y morir a sí mismos.

27. La mayor alegría de nuestra vida debe ser la firme esperanza de la eternidad, y no las simples conquistas materiales y pasajeras en esta tierra.

28. Donde el orgullo y la soberbia reinan, no está Cristo presente.

29. El mayor deber de un esposo no es sustentar las necesidades exteriores y materiales de su mujer, sino cultivar y satisfacer las interiores, tanto emocionales como espirituales. Ser esposo es mucho más que pagar facturas. Dios nos ayude.

30. Aquel que con su vida no muestra la gracia y misericordia de Dios con los demás es probable que no haya experimentado la gracia y misericordia de Dios sobre su propia vida.

31. El Salmo 23 no es una promesa de que todo será fácil, sino una promesa de que aunque andemos en el valle de sombra de muerte, nuestro Buen Pastor seguirá con nosotros.

32. Una mujer no necesita un hombre que la ame por encima de todo, sino un hombre que AME A DIOS por encima de todo.

33. Las buenas obras no nos salvan ni justifican ante Dios, pero son un gran testimonio para la nube de testigos que nos rodean y quieren ver a Cristo en nuestro diario vivir.

34. TÚ NO PUEDES ESCOGER A DIOS si Dios no te escoge a tí primero. El ser humano nunca dará el primer paso hacia Dios.

35. El Evangelio debe ser predicado, pero también debe ser reflejado en nuestra conducta diaria en cada área de nuestras vidas. Palabras y Hechos.

36. La falsa religión te dice: Apártate del mundo para no ensuciarte.
Jesús dijo: Vosotros sois la LUZ DEL MUNDO.

37. Tu mayor problema no es el diablo, sino EL PECADO…SOLO DIOS PUEDE CAMBIAR TU CORAZÓN.

38. De nada vale estar teológicamente REFORMADO pero espiritualmente MUERTO.

39. Cristo no nos prometió la ausencia de DOLOR, pero sí la presencia constante de SU GRACIA. Sigamos adelante. Oremos. Permanezcamos en la fe.

40. A veces la voluntad de Dios, que es buena, agradable y perfecta, pasa por el dolor y el sufrimiento en el proceso. La Cruz del Calvario era la buena, agradable y perfecta voluntad de Dios.

41. La pereza por estudiar las Escrituras Sagradas ha provocado que multitudes digan ‘Amén’ a cualquier cosa que escuchen y les sienta bien. Solo digamos AMÉN a la Palabra de Dios.

42. Que algo no esté saliendo bien no significa que Dios te esté mandando a otra parte, sino que quizá Dios está queriendo que perseveres, te esfuerces y tengas paciencia.

43. Cristo no nos llamó a ser perezosos sentados en asientos de iglesias, sino a ser discípulos serviciales para la gloria de Dios.

44. Una iglesia que no toma en serio la santidad nunca será la luz del mundo por mucha sana doctrina que diga predicar.

45. No somos salvos porque somos santos. Somos santificados porque hemos sido salvos. La santidad es el resultado de la salvación.

46. La palabra de Dios es eterna y suficiente. No cambia. No tiene que adaptarse a los tiempos. No tiene que adaptarse a los oyentes. No tiene que adaptarse a la sociedad. ES PERFECTA.

47. Jesús nos enseñó algo con su vida: aunque pasemos el día sirviendo a Dios estando con creyentes, no terminemos el día sin antes estar un rato a solas con Dios.

48. Jesús nos enseñó algo con su vida: hacer discípulos no se trata de programas académicos, sino de relaciones personales.

49. Jesús nos enseñó algo con su vida: que no hay que hablar siempre, que a veces es mejor hablar poco, que es prudente esperar a que te pregunten, y que nuestras palabras deben llevar gracia, vida y verdad.

50. Es mejor predicar la verdad y ser rechazado por los hombres, que predicar la mentira y ser rechazado por Dios.

51. Si practicas el pecado, aunque participes de todas las actividades religiosas, sigues siendo un hijo del diablo.

52. La vida cristiana es un camino constante de aprendizaje y dependencia de Dios. Nunca sabemos todo. Nunca podemos solos.

53. Esta generación cristiana parece pensar que ser parte de la iglesia es ser miembro de un club social, y no parte de un cuerpo llamado a ser y hacer discípulos de todas las naciones.

54. Las calles necesitan el Evangelio, las familias, las prisiones, los hospitales, las escuelas, etc. Somos misioneros en cada lugar donde estamos llamados a proclamar las Buenas Nuevas de Salvación.

55. La verdadera felicidad se encuentra en conocer a Dios y tener una vida de comunión con Él.

56. Tenemos la Biblia y muchos libros de apoyo, pero sin la bendición del Espíritu Santo, nuestros sermones carecerán de poder.

57. La Biblia nos llama a ‘ORAR SIN CESAR’ y no es casualidad que lo que más quiera evitar nuestra carne es pasar tiempo en oración.

58. Cada día leo la Palabra, preparo estudios, preparo sermones, la analizo, la medito, etc. Pero sobre todas las cosas, oro con ella diciéndole a Dios ‘Ayúdame a Vivirla’.

59. El Evangelio no solo cambió mi destino para la eternidad, sino también mi manera de vivir en esta tierra. El Evangelio TRANSFORMA POR COMPLETO.

60. De nada vale orar a Dios si no estás dispuesto a aceptar Su voluntad, incluso cuando ésta sea la contraria que la tuya.

61. Dios no nos ha prometido una vida fácil y tranquila, pero si nos ha prometido una VICTORIA SEGURA.

62. No debes elegir ir a la iglesia donde el sermón te hace sentir bien. Necesitas congregar donde el sermón sea fiel a la PALABRA DE DIOS.

63. A veces es necesario pasar por tormentas para saber si nuestra FE se sustenta en la arena, o en Cristo, la roca firme.

64. El Espíritu Santo puede coger una familia desestructurada al borde del abismo y transformar los corazones hasta volverlos un hogar lleno de paz, gozo y amor. Si el Señor no edifica la casa, en vano trabajan los que la edifican.

 

 

Categorías

Vida cristiana

A %d blogueros les gusta esto: