EL SOCIALISMO VS EL CRISTIANISMO

El socialismo vs el cristianismo

“El socialismo es precisamente la religión que debe abrumar al cristianismo. … en el nuevo orden, el socialismo triunfará al capturar primero la cultura a través de la infiltración de escuelas, universidades, iglesias y los medios de comunicación mediante la transformación de la conciencia de la sociedad”.- Palabras de Antonio Gramsci.

La mayor contribución de Gramsci al pensamiento comunista en el siglo XX fue su teoría de la “hegemonía cultural”.

Sostuvo que no era suficiente desmantelar las estructuras económicas y políticas capitalistas, sino que también había que atacar el sistema cultural de significados sobre el que “los burgueses basaron los valores”.

Para Gramsci, eso significaba sobre todo reemplazar el cristianismo con una forma de espiritualidad de inspiración marxista, combinando, en su opinión, con la crítica ilustrada de la religión encontrada en el humanismo del Renacimiento.

Gramsci aconsejó a los marxistas alcanzar el poder por medios democráticos y luego usarlo para destruir la hegemonía cristiana.

“El principio de Gramsci”, señaló el periodista francés Jean-François Revel, “era que [los marxistas] debían comenzar por influir en la cultura, ganando a los intelectuales, a los profesores, implantándose en la prensa, los medios de comunicación, las editoriales”.

Sorprendentemente, Gramsci señaló la respuesta de los jesuitas a la Reforma Protestante como modelo: los marxistas tenían que crear una cultura capillare (“cultura capilar”) que se infundiría en todos los rincones del cuerpo político.

Los izquierdistas radicales en los Estados Unidos, Europa y América Latina han adoptado los métodos de Gramsci y se han ocupado de infiltrarse en iglesias, universidades y medios de comunicación.

Los movimientos ecuménicos y las comisiones de paz y justicia han crecido y han marginado la doctrina tradicional cristiana y las normas tradicionales acerca de la familia.

Los currículos universitarios enseñan que todas las culturas deben ser igualmente respetadas, incluso las que contradicen directamente los valores cristianos.

En nombre de los derechos humanos, las organizaciones humanistas seculares han promovido políticas que han eliminado las restricciones morales judeo-cristianas.

La teología de la liberación basada en doctrinas marxistas y envuelta en vocabulario cristiano se convirtió en una fuerza en muchas naciones del tercer mundo, en especial América Latina.

Aunque se retiró un poco después de la caída de la Unión Soviética, sigue siendo la plantilla social básica entre los radicales como Maduro en Venezuela, Lula en Brasil y Ortega en Nicaragua.

Malachi Martin observó que “la teología de la liberación era un ejercicio perfectamente fiel de los principios de Gramsci, despojó cualquier apego a la trascendencia cristiana. Encerró tanto al individuo como a su cultura en el estrecho abrazo de una meta que era totalmente inmanente: la lucha de clases por la liberación sociopolítica”.

En fin, donde Marx y Engels no pudieron entrar al Occidente, Gramsci entró con fuerza.

Es nuestro deber como cristianos a levantar la voz a favor de los valores fundamentales de nuestra sociedad, la familia, la vida, la patria potestad de los padres sobre los hijos… para ir en contra del matrimonio igualitario, el aborto, el adoctrinamiento a través de la ideología de género, y cosas que pretenden acabar con nuestra sociedad con raíces cristianas, para llevarnos hacia un socialismo diabólico.

¡Iglesia defiende la familia, la vida y a tus hijos! ¡No te calles!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.