¿QUÉ ES EL INFIERNO? ESTUDIO PROFUNDO

qué es el infierno

Nuestro Señor habló acerca del infierno. El dijo muchas cosas acerca la morada de los perdidos.

Pero quizás la cosa más terrorífica que Jesús dijo acerca del infierno fue la que dijo a los líderes religiosos judíos en Mateo 23:33 “¡Serpientes, generación de víboras! ¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno?”

Parece extraño para nosotros escuchar palabras como esas viniendo de la boca del Señor Jesucristo, puesto que no lo asociamos con el infierno como deberíamos.

El habló más del infierno que del amor. El habló más acerca del infierno que otros predicadores en la Biblia combinados. Si debemos moldear nuestra predicación basándonos en esto, el infierno sería el tema de principal para todos nosotros.

Durante una entrevista que vi por televisión, un reportero preguntó a una joven envuelta en el rock punk, “¿Qué es lo que buscas con tu estilo de vida?” Ella dijo, “Estoy buscando la muerte” El reportero preguntó porqué, ella dijo: “¡Quiero morir para poder ir al infierno y tener diversión!”

¡Que decepción! El infierno no es diversión.

Un escritor dijo: “No hay manera para describir el infierno, nada en esta tierra se le puede comparar.

Ninguna persona que viva tiene una idea de lo que es. Ningún loco en un vuelo salvaje de demencia puede saber el horror. Ningún hombre en delirio puede imaginarse un lugar tan completamente terrible como este.

Ninguna pesadilla que se atraviese por una mente febril puede producir jamás un terror que se asemeje al de un infierno suave. Ninguna escena de un asesinato sangriento y una herida grave puede sugerir una repulsión que pueda tocar el borde del terreno del infierno.

Dejemos que el mas dotado escritor agote su habilidad en describir esta crepitante caverna de interminables llamas, y el no solo tocará levemente las orillas del infierno.”

En Mateo 13:47-52, nuestro Señor relata una parábola que advierte acerca del infierno. En las parábolas de Mateo 13, el Señor habla acerca del período de historia entre Su resurrección y Su regreso. El es el Rey, y El reina en el mundo. El permite que el bien y el mal crezcan juntos durante este período de tiempo, como lo aprendemos en la parábola del trigo y la cizaña. El está tolerando el mal en este período.

Pero eventualmente habrá un tiempo de juicio. Vemos las parábolas que describen la naturaleza del Reino, el poder del Reino y la apropiación personal del Reino; ahora vamos a ver la última parábola, que advierte el juicio venidero.

La parábola dice que en el fin, habrá una separación eterna de los condenados y de los redimidos. Hoy, cerca de cinco mil personas en Estados Unidos mueren a diario y entran a una eternidad, y la mayoría de ellos van al infierno. Veamos la imagen que el Señor traza en Su advertencia.

I. La imagen (vv. 47-48)

A. La Captura de la Colecta (v.47)

“Asimismo el reino de los cielos es semejante a una red, que echada en el mar; recoge de toda clase de peces”

Las imágenes que Jesús da en la parábola, nos ayudan a comprender lo que Él está enseñando.

La pesca era una actividad común en el tiempo del Señor. Algunos de los discípulos eran pescadores, así que ellos claramente comprendían lo que Jesús estaba hablando.

Básicamente, había tres maneras de pescar en aquel tiempo. Los pescadores aún usan esos métodos en Israel el día de hoy en el Mar de Galilea. La primera manera era con…

1. EL USO DEL SEDAL CON ANZUELO

En Mateo 17, cuando Jesús le dijo a Pedro que pagara los impuestos de ambos, El dijo: “…ve al mar, y echa el anzuelo, y el primer pez que saques, tómalo, y al abrirle la boca, hallarás un estatero, tómalo y dáselo por- mi y por ti” (v.27). En este incidente, se usó el método con sedal y el anzuelo para pescar.

La segunda manera de pescar era por…

2. EL USO DE ECHAR LA RED

Cuando el Señor vino con Pedro y Andrés en Mateo 4, verso 18 dice que ellos estaban “echando la red en el mar”.

Echar la Red (Gr. Amphiblestron) era una red especial. Era circular y tenía peso en su perímetro.

Un pescador podía echar su red sobre sus hombros, caminar a la orilla y arrojar la red. La red caería al agua a lo largo, en circulo abierto y sus pesas en sus extremos traerían la red hacia abajo sobre todos los peces que hay en el área. Luego los pescadores jalarían la cuerda atada a su mano para acercar la red al saco, y traer lo capturado a la orilla.

El Señor tenía la red en mente cuando el llamó a los discípulos a ser pescadores de hombres (Mat.- 4:19). El buscó a los discípulos para que arrojaran la red, y capturar hombres para Cristo.

El tercer método de pescar, con que el Señor se refirió en Mateo 13:47, envuelve…

3. EL USO DE UNA RED DE ARRASTRE (RED BARREDERA)

Esta es una red completamente diferente, como indica el uso de la palabra Griega sagene.

La red de arrastre es también conocida como una “red de jorro” o “red barredera”. Es una red muy larga.

El comentarista bíblico R.C.H. Lenski dice que algunas de esas redes cubrían media milla. Por su largo, no podían ser usadas por un solo hombre.

Cuando se usaba, una orilla de la red era atada a la costa, y la otra era atada al bote. El bote podía irse al mar y la red se extendía.

Después que la red era extendida, el bote comenzaba a moverse en círculos. Debido a que el borde de arriba de la red flotaba y el borde de abajo tenía peso, se movía a través del mar como una pared vertical.

Al completarse el círculo el bote volvía hacia donde estaba atado la red en la orilla, toda la vida del mar que estaba en el circulo que el bote hacía era capturado dentro de las paredes de la red.

Cuando el Señor habló de echar la red, El se refería en una manera positiva; El usaba esta ilustración de los discípulos pescando hombres para Cristo (Mat. 4:19). Cuando El habló de esta (red barredera) Red, estaba hablando acerca de la reunión de los hombres en el juicio.

El Señor enfatizó dos importantes cosas en el verso 47: el tamaño de la red era inmenso, y en la captura estaban todos incluidos. La red arrastraba toda criatura viva o muerta, así como algas marinas y otras cosas. Captura toda forma de vida en el área que la red abarcaba.

Eso nos lleva al verso 48

B. La Pesca Clasificada (v. 48)

“y una vez llena, la sacan a la orilla; y sentados, recogen lo bueno en cestas, y lo malo echan fuera”

Esa era una escena muy común en aquellos días. El pescador seleccionaba la pesca colocando las cosas buenas dentro de un cesto. Si ellos iban a transportar algo, lo mantenía vivo en una cesta conteniendo agua. Y arrojaban lo que no les servía.

Ahora comprendamos la ilustración, miremos…

II. El principio (v. 49)

Así será al fin del siglo: saldrán los ángeles, y apartarán a los malos de entre los justos,

A. El Enfoque de la Parábola

Hay muchas cosas que podríamos decir de la parábola, pero el Señor se esta enfocando en un elemento: el proceso de separación que los pescadores hacían al atravesar la orilla.

Él enfatizó ese aspecto de la parábola como una ilustración de los ángeles separando a los buenos de los malos en el juicio.

Durante esta era en que el bien y el mal existen juntos, Dios tolera el mal. Pero vendrá un tiempo cuando El separará a aquellos que son súbditos de su Rey de aquellos que no lo son.

Poco a poco, sin llamar la atención y silenciosamente, la red de Dios se esta moviéndose a través del mar del tiempo y trayendo todo hombre a las orillas de la eternidad para esta inevitable separación. La red arroja todo tipo de peces; esto sin discriminación. Así que el verso 47 dice: el Reino de los Cielos es como una red que se mueve silenciosamente a través del mar de la vida. Con el tiempo las personas despertarán a lo que Dios esta haciendo, ellos estarán listos para ser llevados a las orilla para ser separados.

La única aplicación espiritual que el Señor hace de la parábola es la del proceso de separación en la orilla. El no comenta nada más. Yo creo que podemos enfocarnos solo en esa cosa, y aprender de la parábola lo que el Señor intentó enseñar.

1. EL TIEMPO DE LA SEPARACION

El verso 49 dice que la separación será “al fin del siglo”. El juicio del hombre ocurrirá cuando Jesús regrese a la tierra para establecer su reino glorioso.

Jesús no estaba tratando de señalar cronológicamente cada elemento del juicio cuando El dijo esto. El nunca especificó aquí lo que significa el Juicio del Gran Trono Blanco, la separación de las ovejas y los cabritos, o el Juicio del bema (cuando los creyentes serán recompensados después del Rapto.) Él solo estaba estableciendo en forma general que al final todas las personas en el mundo serán llevadas en la red del juicio.

2. LOS AGENTES DE LA SEPARACION

Notemos que el verso 49 dice que los ángeles son los que separarán a los buenos de los malos.

Ellos son mencionados también como separadores en la parábola del trigo y la cizaña (Mat 13:41). La Biblia deja claro que los ángeles son los agentes del juicio de Dios (Mat, 24:31; 25:31; Apoc. 14:18-19)

Dios tolerará el bien y el mal creciendo juntos en Su Reino desde ahora, pero el tiempo de la separación se está acercando cada día.

Jesús también habló de la separación de los creyentes de los incrédulos en Mateo 25:31-34 donde Él dice: “Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria, y serán reunidas delante de él todas las naciones; y apartará los unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos. Y pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a su izquierda. Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.”

En Juan 5:25-29 Jesús dijo que el regresará en la resurrección de todos los hombres: algunos “a resurrección de vida” otros a “resurrección de condenación”. En esa final separación, Dios determinará el destino eternal de cada alma que ha vivido.

B. La Funciones de la Parábola

Algunas personas se preguntan porqué Jesús dio la parábola de la red, que habla acerca de la separación de los buenos y los malos, cuando Él ya había hablado acerca de esa separación en la parábola del trigo y la cizaña.

Una razón que el usó esto es porque la parábola del trigo y la cizaña enfatiza la coexistencia del bien y el mal, y no la separación del bien y el mal. Otra razón porque Jesús habló sobre la parábola de la red fue debido a su compasión por el hombre, Él quiere advertirnos acerca del infierno.

El dijo: “Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora en que el Hijo del Hombre ha de venir.” (Mat. 25:13; cf. Mar. 13:35). Jesús amonestó a la gente a no tomar sus pecados con ligereza porque inevitablemente que serán contados delante de Dios. Él dijo que vendría un tiempo en que los hombres vivirán como en los tiempos de Noé y el juicio vendría después (Luc. 17:26-27).

A través de Su profeta Juan el Bautista, el dijo que el vendría quemar a los perdidos “en fuego que nunca se apaga” (Mat. 3:12)

Cuando Jesús miro a la gente alrededor de Él en Mateo 9:35-38, el vio la cosecha moviéndose a través del juicio. Su corazón estaba lleno de compasión por la gente en camino a la condenación.

Jesús mostró Su corazón compasivo por los hombres advirtiéndoles de la inevitable separación en la parábola de la red.

Dios no tiene placer en ver a los perdidos perecer. Él “no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento” (2ª Ped. 3:9).

Primera Timoteo 2:3-4 dice que Dios, nuestro Salvador: “Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad”

Jesús lloró por Jerusalén diciendo: ¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas, y apedreas a los que te son enviados! ¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta sus polluelos debajo de las alas, y no quisiste!” (Mat 23:37)

Él también dijo a los judíos: “…y no queréis venir a mí para que tengáis vida” (Jn. 5:40) Jesús advierte a los hombres porque El los ama.

El Reino de los Cielos es como una red. La red se mueve a través del mundo invisible.

Cuando la red toca la parte de atrás del pez, la criatura simplemente nada más hacia adelante, disfrutando lo que parece ser una libertad permanente.

Los hombres se mueven en este mundo imaginándose así mismos siendo libres, satisfaciendo sus propios deseos, con un poco de conocimiento de que la red del juicio se acerca más y más. Cada vez que los hombres son tocados por la red, ellos se mueven un poco mas adelante.

Eventualmente ellos chocarán con la parte de la red delante de ellos. Ellos harán una carrera salvaje para escapar, pero finalmente se rendirán totalmente a la red. Finalmente, ellos serán llevados a la orilla, sacudiéndose al entrar a la muerte.

Los hombres no pueden ver a Dios moviéndose en el mundo, pero Él se está moviendo. Cuando ellos son tocados por el evangelio de Jesucristo, o se asusten cuando sean llevados a juicio, serán lanzados a la libertad que ellos piensan que tienen.

Pero tarde o temprano, ellos se encontrarán capturados en la red que se mueve hacia ellos hacia el juicio. El Reino finalmente tragará a todos los hombres, y Dios los separará con Su ángeles.

III. El peligro (v. 50)

“y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes.”

Ese es un versículo horrible. Si hubiera una doctrina en la Biblia que pudiera ser no deseada, sería la doctrina del infierno.

Pero el infierno no puede ser eliminado de la Biblia. Los perdidos serán echados al “horno de fuego” estas terribles palabras de nuestro Señor. El hablo del infierno más que cualquier otra cosa en la Biblia, y por una buena razón.

La gente probablemente no escucharía a alguien que tratara de enseñarles acerca del infierno. Cristo tendría que ser el único que hablara sobre el infierno.

No podemos concebir la condenación eterna. Cristo enfatizó el infierno en Su predicación. Si piensas que es cierto, entonces debes prestar atención en Su ministerio.

A. La Discusión del Infierno

1. MATEO 5:22, 29-30

Lee lo que Jesús dijo acerca del infierno en Mateo 5: En el verso 22, El dice: “…y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego”. Y Luego dice en los versos 29-30: Por tanto, si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno. Y si tu mano derecha te es ocasión de caer, córtala, y échala de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno.

2. MATEO 8:12

Aquí, el Dijo que: “mas los hijos del reino serán echados a las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes.”

3. MATEO 11:20-24

“Entonces comenzó a reconvenir a las ciudades en las cuales había hecho muchos de sus milagros, porque no se habían arrepentido, diciendo” Jesús condenó a la gente que no se arrepintió de su pecado y dijo que ellos irían al infierno (vv. 21-24). Estas son palabras serias de nuestro Señor.

4. MATEO 12:36-37

Jesús dijo: Mas yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio, Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado.

El Señor constantemente habló del infierno. El habló acerca de ello en Mateo 23:14-15, 33 25:29-30, 41,46; Marcos 9:43-48; Lucas 6:24-26 y 12:5.

En Lucas 16:19-31, Jesús contó una historia acerca de un hombre rico que murió y fue llevado al infierno. El hombre estaba en tal tormento que gritaba a Abraham que enviara a Lázaro con agua para refrescar su lengua (v.24)

Basado en el ejemplo de Cristo, el énfasis en predicar sería sobre el infierno. Pero la gente no hace esto el día de hoy. Estoy convencido de que hablamos muy poco acerca del infierno.

La verdad acerca del infierno es tan terrible y horrenda que si el Señor no hablara sobre el infierno, no creeríamos que existiera.

B. La Descripción del Infierno.

¿Qué es el infierno? Déjeme dar cuatro verdades acerca del infierno que creo que responderá a esta pregunta:

1. EL LUGAR DEL CASTIGO

El Infierno es un lugar de absoluto tormento y miseria horrible. La Biblia lo define las tinieblas de afuera (Mat. 8:12; 22:13). Es un lugar de oscuridad impenetrable sin luz.

¿Has estado en la oscuridad en la noche y esperando la luz del día, o estar en un cuarto oscuro sin ninguna luz? La Oscuridad rodea a aquellos que serán llevados al infierno para la eternidad; no habrá esperanza de ver la luz.

La Biblia también dice que el infierno es un lugar de fuego (Mat. 25:41). El fuego del infierno es como un fuego cuando se usa para quemar algo.

Dios usa la palabra fuego para describir el infierno como un lugar de tormento, un lugar donde no habrá alivio para el sufrimiento. Dios usa la oscuridad y el fuego para describir el tormento de los condenados.

La Biblia nos da dos elementos de cómo las personas responderán al infierno. Uno es en la parábola que el Señor relata en Lucas 16, donde el hombre que fue llevado al infierno clamaba: “Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama.” (v.24).

La otra es la declaración que frecuentemente Jesús hizo, diciendo que en el infierno: “allí será el lloro y el crujir de dientes” (Mat 8:12; 22:13; 24:51; 25:30; Luc 13:28).

El infierno no será un lugar de diversión; sino que será un lugar de lloro, gritos, crujir de dientes y de tormento sin alivio.

2. LOS DETALLES DEL CASTIGO

El infierno es un lugar de tormento sin alivio para el alma y el cuerpo.

Cuando un incrédulo muere, su alma deja la presencia de Dios, y se va al Hades. Su alma probablemente no es llevada al lago de fuego donde todos los incrédulos serán arrojados después del Juicio del Gran Trono Blanco (porque un cuerpo es requerido para soportar el fuego), pero aun irá a un lugar de tormento (como es ilustrado por el hombre rico que murió y fue llevado al infierno en Lucas 16).

Cuando las personas no salvas mueran, sus almas descenderán al Hades. En el futuro, habrá la resurrección de los cuerpos de los condenados, y en este tiempo a los condenados les serán dados un cuerpo trascendente para que ellos puedan ser arrojados al lago de fuego.

Los cristianos serán resucitados en ese tiempo, y les serán dados un trascendente y glorificado cuerpo para habilitarlos para que vivan eternamente en el cielo. Aquellos que son condenados al infierno serán resucitados para darles nuevos cuerpos para el solo propósito de ser castigados para siempre en esos cuerpos (Jn. 5:25-29; Apoc. 20:11-15).

Por esto Jesús dijo: “Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno” (Mat. 10:28).

Algunas personas piensan que el infierno será experimentado solo en sus conciencias. Pero el infierno será experimentado en el cuerpo, también. Transcendentes cuerpos eternos son los que serán dados a los condenados; ellos sufrirán en esos cuerpos para siempre.

Los cuerpos de los hombres no están habilitados hoy para pasar por el infierno porque ellos serán consumidos en un momento.

¿Como sabemos que los condenados tendrán cuerpos en el infierno? Primero, el Señor dijo que el infierno es un lugar donde “el gusano de ellos no muere” (Marcos 9:44; 46,48).

Cuando el cuerpo es llevado a la tumba, los gusanos comienzan a consumirlo, una vez que el cuerpo es consumido, los gusanos mueren. Pero en el infierno, los gusanos que consumen los cuerpos nunca morirán porque los cuerpos nunca serán totalmente consumidos.

En otras palabras, lo que el Señor está diciendo es que el tormento sin alivio del cuerpo será para siempre en el infierno.

Segundo, el Señor describió el infierno como un lugar donde “el fuego nunca se apaga” (Marc., 9:44, 46,48).

Un fuego siempre se apaga cuando nada le da el combustible. Pero el fuego del infierno nunca terminará su combustible, nunca terminará. El infierno será un lugar de tormento sin alivio para el cuerpo y el alma.

3. LOS GRADOS DE CASTIGO

Los tormentos sin alivio en el infierno serán experimentados por diferentes personas en grados diferentes. El infierno será horrible para cada uno, pero algunas personas sufrirán más que otras.

Hebreos 10:29 dice: “¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia?”

En otras palabras, aquellos que recibieron mas conocimiento de lo que Cristo hizo por ellos pero aun le rechazan, recibirán un castigo mas severo en el infierno.

En Mateo 11, cuando Jesús condenó a las personas en la ciudades que lo rechazaron, El dijo: “Por tanto os digo que en el día del juicio, será más tolerable el castigo para la tierra de Sodoma, que para ti.” (v.24).

El Infierno no será tolerable para nadie, pero Jesús estaba diciendo que será mas tolerable para personas de Sodoma (quienes no vieron los milagros ni oyeron de Sus palabras) mas que aquellos que fueron testigos de Sus milagros y escucharon Sus palabras.

En una parábola acerca de su Segunda Venida, Jesús dijo: “Aquel siervo que conociendo la voluntad de su señor, no se preparó, ni hizo conforme a su voluntad, recibirá muchos azotes. Mas el que sin conocerla hizo cosas dignas de azotes, será azotado poco; porque a todo aquel a quien se haya dado mucho, mucho se le demandará; y al que mucho se le haya confiado, más se le pedirá.” (Lucas 12:47-48)

Así que, el infierno será un lugar de tormento sin alivio del cuerpo y el alma en varios grados.

John Gerstner dijo: “El Infierno tendrá tales grados de castigos severos que un pecador si pudiera, daría todo el mundo para que sus pecados fueran menos”.

4. LA DURACIÓN DEL CASTIGO

El infierno será un lugar de tormento sin alivio para el cuerpo y el alma en varios grados, y será sin fin. Los gusanos nunca morirán; el fuego no se apagará; la luz nunca resplandecerá y el alivio dulce de la muerte no vendrá.

La única razón de que algunas personas soportarán esta vida con todos sus sufrimientos y enfermedades es porque creen que la muerte les traerá alivio. Pero no es así.

Porque el infierno es eterno, la gente se volverá loca. Usted dirá: “¿Esta seguro de que el infierno es para siempre?” Si, porque Jesús dice que los perdidos “irán estos al castigo eterno, y los justos a la vida eterna” (Mat,. 25:46). Infierno y Cielo son eternos.

Dios nunca dijo que el infierno era para las personas. Él lo hizo para el diablo y sus ángeles. Pero las personas escogieron ir al infierno al rechazar a Cristo. Algunas almas están sufriendo el tormento ahora mismo, y están esperando sus cuerpos resucitados por miles de años.

Pero aun cuando ellos reciban cuerpos trascendentes, ellos no están cerca del fin del eterno castigo que cuando ellos entraron al principio al infierno. ¡Por esto Jesús tuvo que enseñar acerca del infierno!

El gran santo John Bunyan escribió: “en el infierno no tendremos compañía que la de las almas condenadas, con la compañía de innumerables demonios, para mantener esa compañía. Mientras se encuentre en este mundo, el pensamiento del Diablo es aparecérsele, hacer que su carne tiemble de miedo, y hacer que se le paren los cabellos de su cabeza. Pero lo que marchitará eso, no solo es la aparición del diablo, sino la real sociedad de todos los demonios del infierno que estarán acompañándolos, aullando, rugiendo y con alaridos en una manera horrorosa que agudizará su fin aun mas. Y estará más loco por la angustia y los tormentos. Si después de 10 mil años un fin debe venir, habrá alivio. Pero aquí es la miseria, aquí usted debe estar para siempre, para siempre. Cuando usted esté con la compañía de innumerables rugidos de demonios, debe pensarlo bien, esta es mi porción eterna. Cuando esté en el infierno tantos miles de años como las estrellas del firmamento o como las gotas del mar, o en las granos de arena de las orilla del mar, usted estará allí para siempre. ¡Oh, esta será una palabra que siempre atormentará el alma!”

Muchas personas están en la red y moviéndose hacia el inevitable horno de fuego.

Podemos ver la ilustración el principio, y el peligro. Veamos ahora…

IV. LA PROCLAMACIÓN (vv. 51-52)

A. La Comprensión del Mensaje

1. LA OBSERVACIÓN (v. 51a)

Jesús dijo a sus discípulos en el verso 51, “¿Habéis entendido todas estas cosas? El les estaba diciendo: “Lo han pensado bien en sus mentes toda la información de las parábolas? ¿Entienden que en la era de la Iglesia el bien y el mal coexistirán, aun el bien continuará creciendo en influencia? ¿Entienden que para llegar a ser parte del Reino es para comprar todo lo que Cristo ha renunciado y les ha dado todo lo que ahora tienen? ¿Pueden ver como en el fin, habrá una inevitable separación del bien y del mal?

2. LA RESPUESTA (v.51b)

Los discípulos dijeron “Si, Señor” para confirmar que ellos entendieron todo lo que Jesús les dijo. Yo creo que Jesús aceptó su afirmativa respuesta, sin embargo, El pudo haberles dicho lo que les dijo en el verso 52. ¿Por qué les preguntó a los discípulos si le entendieron? En Mateo 9:36-38, cuando Jesús vio al mundo como una cosecha que Dios pronto juzgaría, El dijo: “Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies” (v.38). En Mateo 10, El llamó a los discípulos, y en los capítulos 11 y 12 El los entrenó. Aquí en Mateo 13, El les dijo a sus discípulos acerca del misterio del Reino. Luego les preguntó en el verso 51, “¿Entendieron lo que les dije? Están listos para ir afuera a la cosecha y advertir a las personas del juicio venidero?” Los discípulos dijeron: “Entendimos lo que dijisteis, estamos listos”

B. La Conclusión del Mensaje

1. LA OBSERVACION (v. 52a)

Él les dijo: Por eso todo escriba (Gr grammateus= aprendiz, maestro, o interprete del a ley) docto (Gr. Matheteuo= discípulo) en el reino de los cielos es…

Jesús ha instruido a los discípulos acerca del Reino de los cielos. El les dijo: “ahora están discipulados, maestro bíblico”.

Eso es lo que un escriba es: un estudiante e intérprete de la Escritura, un teólogo, doctor de la ley, un predicador. Algunos eran miembros del Sanedrín. Un escriba era una autoridad en el Antiguo Testamento y tradición, y llamado “Rabí”. Ellos eran influyentes.

Jesús estaba diciendo que justo así como los líderes judíos entrenaban a sus escribas, El había entrenado a los discípulos para ser maestros bíblicos,

2. LA COMISIÓN (v. 52b)

“…semejante a un padre de familia, que saca de su tesoro cosas nuevas y cosas viejas.”.

Jesús entrenó a sus discípulos para ser obreros en la mies y advertir a los hombres acerca del juicio venidero. El dijo aquí a los discípulos que ahora eran como un padre de familia que provee de su tesoro las necesidades de las personas. Si alguien necesita ropa, comida o cuidado, el padre de familia se lo dará.

El padre de familia era también suficientemente sabio para administrar las cosas nuevas y viejas, así que las cosas viejas serán finalmente sin uso. El será un sabio administrador de todo lo que posee.

Los discípulos son ahora los padres de familia con un tesoro lleno de cosas nuevas y viejas. En otras palabras, ellos sabían el Antiguo Testamento y sabían acerca de los misterios del Reino.

Ellos no solo enseñarían acerca del Antiguo Testamento y la tradición de los escribas Judíos. Todo lo que los escribas sabían del Antiguo Testamento. Pero los discípulos tenían el conocimiento de las cosas viejas y las cosas nuevas cosas en perfecto balance.

Dios los ha llamado y los ha entrenado, y ahora quiere que repartan su conocimiento.

El termino “sacar” cerca del final del verso significa “arrojar afuera, dispersión al exterior”. Jesús está diciendo: “Ahora tiene todo este tesoro, así que sáquenlo fuera”. Él les está diciendo que sean liberales con las riquezas que tienen: “Ahora que han sido entrenados como maestros bíblicos, den lo que Dios les ha dicho en el pasado y lo que se les ha dicho acerca del Reino”.

Jesús vio hombres en su camino al infierno (Mat. 9:36-38). Por eso es que dijo a sus discípulos acerca del Reino. El dijo que el bien y el mal coexistirán por un tiempo, pero viene una separación inevitable y juicio. Jesús quería que proclamaran esta verdad.

C. La Continuación del Mensaje

Debemos proclamar el mismo mensaje que los discípulos proclamaron: Las personas del mundo van rumbo al infierno.

En Mateo 22, el Señor dio una parábola similar ala parábola en Mateo 13:47-50. En esa parábola, un rey tuvo una fiesta de bodas. Muchas personas asistieron. Cuando el rey llegó y vio a sus invitados, el vio a un hombre que no estaba vestido de bodas. (el hombre era como un pez atrapado en la red de arrastre de el Reino)

El rey dijo: “Amigo, ¿cómo entraste aquí, sin estar vestido de boda?…” (v.12). El hombre sin vestido de boda enmudeció. Entonces el rey dijo a sus sirvientes: “Atadle de pies y manos, y echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes. Porque muchos son llamados, y pocos escogidos.” (vv. 13-14).

La red del Reino capturará a muchas personas, pero no todas las capturadas pertenecerán al Reino. Desde que conocemos los misterios del Reino, tenemos la responsabilidad de hacerlos conocer a los demás.

Pablo dijo en 2ª Corintios 5:11: “Conociendo, pues, el temor del Señor, persuadimos a los hombres..” si estamos preocupados sobre el hecho de que las personas están muriendo y yéndose al infierno, entonces somos egoístas. Los cristianos de hoy parecen haber perdido su preocupación por los no salvos.

D. La Circunscripción del Mensaje

Recientemente, un programa de una organización “cristiana” me envió una carta con una lista de cosas que ellos no querían discutir en sus programas.

La carta decía que ellos querían ser buenos vecinos en su variedad de oyentes; por tanto, cuando preparaban el material para sus estaciones, algunos tópicos debían ser omitidos: critica a otras religiones, conversión, misioneros, creyentes, incrédulos, el Antiguo Pacto, El Nuevo Pacto, La Iglesia, la cruz, la crucifixión, Calvario, Cristo, la sangre de Cristo, salvación solo a través de Cristo, redención solo a través de Cristo, el Hijo de Dios, Jehová, y la vida cristiana.

Entonces la carta decía: “nuestros oyentes están hambrientos de palabras de alivio. Pedimos que te limites a estas restricciones de manera que la Palabra de Dios pueda continuar adelante. Por favor ayúdenos a mantener nuestra posición de traer paz y alivio a aquellas personas que están sufriendo.”

¡Eso no es alivio, eso es maldición! Un falso alivio maldice a las personas. Debemos hablar a las personas la verdad.

Reflexionando en los Principios

1. Cuando Jesús miró hacia el mundo en Mateo 9:36-38, El tuvo compasión sobre la multitud de hombres encaminados al juicio. ¿Qué actitud tenemos acerca de los perdidos?

Aunque es correcto odiar el pecado, ¿nos libra eso de la obligación de ser compasivos con los incrédulos? Jesús vino al mundo “no a llamar a justos sino a pecadores al arrepentimiento” (Marc. 2:17b).

Pensemos en algunos ejemplos de la compasión de Jesús por los no salvos. ¿Muestras la misma clase de compasión hacia los perdidos? ¿Pide a Dios que te de un corazón que continuamente exprese la misma compasión de Jesús hacia los incrédulos, y que pase por alto la necesidad de que sea quitado el pecado en las vidas de las personas.

2. La Biblia enseña que las personas no salvas irán al infierno (Mat. 25:41), y que el infierno es eterno (Mat. 25:46)

Lea Juan 12:48, Romanos 2:3-6; Colosenses 3:25 y Apocalipsis 20:12-15. ¿Escapará alguno del juicio? No sabemos cuando vendrá el juicio de Dios al hombre; todo lo que sabemos es que es inevitable.

Jesús no quiere que todos los hombres que mueran, sabe la importancia de dejar al hombre saber que el podía haber sido redimido. El dio a sus discípulos todo lo que necesitaban saber en Su obra de llamar a los pecadores al arrepentimiento.

Jesús tenía una estrategia: En Mateo 10, El llamó a sus discípulos. En los capítulos 11 y 12, El los entrenó. En el capítulo 13 El les dijo acerca del misterio del Reino, y del juicio venidero a todo hombre. Luego El envió a sus discípulos a predicar el mensaje de salvación, y a entrenar a otros a llevar ese mensaje.

¿Tienes una estrategia para alcanzar a las personas no salvas que conoces? Si no, has una lista de personas a las te gustaría compartir el evangelio; luego decide como lo vas realizar. Ora por esas personas. ¿Sabes como testificar a una persona no salva? Si no, pregunta a un cristiano con conocimiento o consulta un libro que explique como compartir el evangelio con personas no salvas. Busca que versículos usar. Haz un compromiso de memorizar esos versículos.

Autor: John MacArthur.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.