10 ERRORES FATALES DE LA IGLESIA CATÓLICA

10 errores fatales de la iglesia católica.jpg

¿Por qué es tan aceptable que los pastores evangélicos adviertan a la gente del peligro claro y presente del mormonismo, pero tan políticamente incorrecto advertirles del igualmente fatal evangelio del catolicismo?

Muchos evangélicos no saben cuán engañosamente corrupta y falaz es esta forma falsa de cristianismo. Tomemos una visión objetiva de los 10 errores más graves del catolicismo a través de la lente de la Escritura.

Aunque los siguientes hechos pueden parecer poco amables, insensibles y duros, los presentamos por amor para proteger a aquellos que pueden ser engañados si no se dice la verdad.

1. Roma Predica Un Falso Evangelio

El ataque primario de Satanás contra el cristianismo es contra el Evangelio de la gracia porque es el único que tiene el poder de salvar a los pecadores completamente y para siempre.

Cualquier enseñanza o tradición religiosa que añada o quite la verdad revelada de Dios es una distorsión del Evangelio y una perversión de la naturaleza y obra de Jesucristo.

Por eso el apóstol Pablo, bajo la inspiración del Espíritu Santo, escribió: “Mas si aún nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema” (Gálatas 1:8).

Los apóstoles predicaron un Evangelio de pura gracia declarando que Jesucristo, el perfecto Sumo Sacerdote, se ofreció a sí mismo, el sacrificio perfecto, de una vez para siempre, por los pecados de todos los tiempos. La obra de la redención fue terminada, perfecta y suficiente para salvar a los creyentes de su pecado (Juan 19:30; 1 Ped. 3:18). Tres días después, Jesús fue levantado de entre los muertos para la justificación de todos los creyentes (Rom. 4:25).

El camino de salvación de Roma no es sólo otro evangelio, sino la antítesis del evangelio que Pablo predicó. No se enfoca en lo que Jesús ha hecho para salvar a los pecadores, sino en lo que los católicos deben hacer para ser salvos.

Su lista de requisitos incluye: ser bautizado (1256), recibir sacramentos (1129), ir al purgatorio para la purificación de los pecados (1030), hacer buenas obras (2016), guardar la ley (2068) y participar en el sacrificio semanal de la Misa (1405) para la salvación. (Los números entre paréntesis son números de párrafo en el Catecismo de la Iglesia Católica).

El falso evangelio de Roma que cierra las puertas del cielo a aquellos que intentan entrar debería ser suficiente como una advertencia, pero hay mucho más.

2. Roma Corrompe la Palabra de Dios

Los ataques satánicos a la Palabra de Dios han ido en aumento durante 6000 años porque es la semilla imperecedera la que da vida (1 Ped. 1:23).

Por esta razón se nos exhorta a mantener su pureza y se nos advierte que no agreguemos a las palabras de Dios, “para que no te reprenda y te encuentre un mentiroso (Prov. 30:5-6).

Sin embargo, el Vaticano descaradamente ignora esta advertencia al corromper la Palabra de Dios con sus tradiciones religiosas. Roma declara entonces neciamente que juntos “constituyen un único depósito sagrado de la Palabra de Dios” (97). Al hacer esta declaración impía, Roma ha establecido que sus tradiciones son iguales en autoridad a la Palabra infalible e inerrante de Dios (95).

3. Los Obispos De Roma Son Falsos Apóstoles

El catolicismo enseña que sus “obispos han tomado, por institución divina, el lugar de los apóstoles como pastores de la Iglesia, de tal manera que quien los escucha, escucha a Cristo y quien los desprecia, desprecia a Cristo” (862).

Sin embargo, según la Palabra de Dios, no están calificados para ser sucesores de los 12 apóstoles originales. Ellos no han cumplido con ninguna de las calificaciones necesarias enumeradas en Hechos 1:21-22.

Por lo tanto, deben ser identificados como “falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo.” (2 Cor. 11:13-14). Sabemos que sólo ha habido dos sucesores de los apóstoles; sus nombres son Matías y Pablo.

4. Los Sacerdotes De Roma Son Falsos Mediadores

Se dice que todo sacerdote católico tiene la tarea no sólo de “representar a Cristo ante la asamblea de los fieles, sino también de actuar en nombre de toda la Iglesia al presentar a Dios la oración de la Iglesia y, sobre todo, al ofrecer el sacrificio eucarístico” (1552).

De esta manera, los católicos dependen totalmente de los sacerdotes para su salvación.

Es el sacerdote quien se dice que causa la regeneración y la justificación en el bautismo (1992, 1213); absuelve el pecado mortal en el confesionario; dispensa el cuerpo y la sangre de Jesús en la Eucaristía; imparte el Espíritu Santo en el sacramento de la Confirmación; y ofrece el sacrificio de la Misa por las almas que sufren en el purgatorio.

No es de extrañar que los católicos confíen en su religión y en sus sacerdotes como mediadores para llevarlos al cielo. Sin embargo, hay que decir la verdad: “Hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre” (1 Tim. 2:5).

Por la fe en la sangre derramada de Jesús, el Sumo Sacerdote, los creyentes pueden ir confiadamente a la presencia de Dios sin un sacerdote terrenal (Hebreos 10:19-20). Desde la resurrección del único mediador, no hay necesidad de un sacerdocio mediador.

5. La Adoración De Roma Es Idolatría

Tan incrédulo como esto suena, el catolicismo enseña que el Jesucristo resucitado y glorificado regresa diariamente a los altares católicos para ser adorado como una ofrenda por el pecado en forma de oblea.

Se dice que sus sacerdotes tienen el poder de alcanzar los cielos y bajar a Cristo de Su trono para ser ofrecido de nuevo como Víctima por los pecados del hombre.

Según el Padre John O’Brien, en su popular libro La Fe De Millones, “el sacerdote habla, y Cristo, el Dios eterno y omnipotente, inclina su cabeza en humilde obediencia al mandato del sacerdote.” Esta no es sólo una mentira fatal, sino la forma más miserable de blasfemia.

La adoración idólatra de una oblea como el verdadero Cristo no es diferente a la adoración idólatra de un becerro de oro como el verdadero Dios que liberó a los israelitas de Egipto (Éxodo 32:4). Ambos son odiados por Dios y son castigados con la muerte.

La Eucaristía es irrefutable e innegablemente un falso Cristo porque la Escritura declara que Jesús permanecerá en el Cielo hasta que aparezca “una segunda vez, sin relación con el pecado” (Heb. 9:28).

6. Roma Usurpa La Soberanía De Dios

Se dice que los sacerdotes católicos son capaces de hacer lo que sólo Dios puede hacer, es decir, dar vida en Cristo a los que están muertos en pecado.

Mientras el sacerdote rocía el agua del bautismo, se dice que el bautizado renace como una nueva criatura, adoptado como hijo de Dios, purificado de todo pecado y justificado (1263-66).

Esta falsa enseñanza viola la obra regeneradora soberana de Dios. Los que se hacen hijos de Dios nacen de nuevo, “no nacieron de sangre, ni de la voluntad de la carne, ni de la voluntad del hombre, sino de Dios” (Jn 1:13). Ellos son salvos sobre la base del propósito y la gracia de Dios (2 Tim. 1:8-9).

7. Ofrece Una Falsa Purificación Del Pecado

La Escritura declara claramente, y sin duda alguna, que sólo hay un agente limpiador para el pecado de los creyentes. La sangre de Jesús nos limpia de todo pecado (1 Juan 1:7).

Sin embargo, Roma desvía a su pueblo de la sangre del Salvador y en su lugar ofrece un lugar llamado purgatorio como un engaño terriblemente artificioso. Por favor vea PTG, Vol. 18 No. 2, para un artículo completo sobre la doctrina engañosa del purgatorio.

8. Los Papas De Roma Roban Títulos Reservados Para Dios

¿Cómo podría un hombre hacer algo tan malvado y pecaminoso como para exaltarse a sí mismo hasta el punto de llevar títulos reservados sólo para Dios?

Sin embargo, los papas católicos romanos se adornan con orgullo con los títulos divinos de Santo Padre, Cabeza de la Iglesia y Vicario de Cristo (Juan 14:16, 17:11; Efesios 5:23).

Estos títulos robados deben tener un efecto engañoso porque el Papa cree que “tiene un poder pleno, supremo y universal sobre toda la Iglesia, un poder que siempre puede ejercer sin trabas” (882).

Roma también atribuye atributos de Dios a María al llamarla una mediadora, abogada y corredentora sin pecado (491- 494, 969).

9. Roma Defiende Las Doctrinas De Los Demonios

El catolicismo perpetúa la primera mentira de Satanás al declarar “no morirás” si pecas contra Dios (Génesis 3:4).

A los católicos se les enseña que no morirán cuando cometan pecados “veniales” (1861-63). En vez de eso, se les induce a creer que sólo recibirán castigo temporal.

El Vaticano practica otras doctrinas de demonios, incluyendo la prohibición de casarse (1 Tim. 4:1-4). El clero católico debe aceptar “vivir una vida célibe y permanecer célibe” (1579).

10. Roma Rechaza Las Promesas De Dios

La promesa de Dios que se revela en el Evangelio es vida eterna y eterna con nuestro Salvador (1 Juan 2:25).

Sin embargo, el catolicismo romano niega rotundamente esta promesa divina. De hecho, los católicos cometen el pecado de la presunción si creen esta promesa de Dios (2092).

Se dice que presumen de la misericordia de Dios porque nadie puede saber cuánto mérito se requiere para alcanzar la vida eterna (2027). Esta doctrina mantiene a los católicos en esclavitud a su falsa religión. Sólo conociendo y creyendo la verdad de Dios pueden ser liberados (Juan 8:31-32).

Para terminar, reconocemos que hay iglesias, denominaciones y cultos protestantes apóstatas que también engañan a mucha gente.

Por esta razón, animamos a los cristianos de todo el mundo a examinar su fe a la luz de la Santa Palabra de Dios (2 Co. 13:5).

Es nuestra oración que los evangélicos dejen de abrazar el catolicismo como una expresión válida del cristianismo y expongan sus defectos fatales (Ef. 5:11). También debemos exhortar a todos los cristianos a evitar unirse en yugo desigual con los incrédulos (2 Cor. 6:14-18).

Autor: Mike Gendron.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.