Saltar al contenido

CUANDO EL SOCIALISMO NOS ALCANCE

Socialismo y cristianismo

– ¿Trabajas? Impuesto sobre la renta. ¿Eres un vago? Subsidio de desempleo.

– ¿Eres dueño de una empresa pequeña? Triple impuesto: sobre el ingreso de la empresa, el ingreso personal y la mercancía que compras. ¿Eres un banco central y tus prácticas fraudulentas hunden la corporación? Rescates gubernamentales.

– ¿Quieres ser dueño de tu propia casa? Impuesto predial. ¿Quieres vivienda asequible sin tener que esforzarte? Subsidio de control de renta.

– ¿Quieres enviar tus hijos a escuela privada o educarlos en casa? No importa, tienes que seguir pagando los impuestos escolares. ¿Quieres abortar a tus hijos? Subsidio de “salud reproductiva” que cubre todos los costos.

– ¿Quieres pagar una carrera útil con un trabajo a tiempo parcial? Impuestos. ¿Quieres ser adoctrinado en escuelas públicas por el último estudio “vanguardia” de géneros? Subsidio de educación “gratuita”.

– ¿Quieres exportar e importar para satisfacer las demandas del consumidor de manera más barata? Tarifas e impuestos aduaneros. ¿Quieres comprar el último modelo de iPhone sin tener que trabajar mucho? Bonos de welfare.

… y así amigos, el Estado intervencionista/socialista castiga la productividad e incentiva la irresponsabilidad, con el objetivo de hacernos a todos dependientes de la teta Estatal. Nos están acondicionando para ser serviles, hedonista y parasitarios.

Vamos en camino a nuestra propia servidumbre, y lo llamamos “progreso”. ¡Idiotizados estamos!

Autor: Joshua Enior Jiménez.

Categorías

Actualidad

Etiquetas

,

A %d blogueros les gusta esto: