¿CÓMO QUITAR EL EGOÍSMO DE TU VIDA?

como quitar el egoismo

Como dice la mitología griega de Ovidio, el dios del río, Cefisés, y la ninfa, Liriope, tuvieron el niño más hermoso. Lo llamaron Narciso de la palabra griega para la embriaguez porque su belleza era tan embriagadora.

Narciso se convertiría en un hombre tan guapo que atraía a todos los que encontraba: hombres, mujeres y ninfas por igual.

Narciso se deleitaba con la atención que le prestaba su aspecto adornado, pero puede resultar molesto ser tan atractivo (he oído), por ejemplo, cuando estaba siendo acosado por una tímida ninfa llamada Eco. Narciso estaría cazando en el bosque y escuchando a alguien cerca. Gritaba “¿Quién está ahí?” y sólo escuchaba “¿Quién está ahí?” como respuesta. Se irritó tanto con el eco que la persiguió y le dijo que se fuera. Estaba destrozada por el amor no correspondido, así que pasó la eternidad preguntándose a solas en valles y cuevas (y en algunos sistemas de sonido de iglesias).

Esta triste prueba fue notada por la diosa de la venganza, Némesis, que decidió castigar a Narciso con una retribución adecuada. Ella lo atrajo a un estanque cristalino, donde vio su propio reflejo, y se enamoró desesperadamente de sí mismo.

Narciso estaba tan enamorado de sus propias miradas que no podía apartarse del reflejo y terminó muriendo de hambre, y fertilizando el género floral de los narcisos que lleva su nombre.

Sé lo que estás pensando. ¿Qué tiene que ver conmigo la ficción griega antigua? Me alegro de que lo preguntes.

La semana pasada examinamos los motivos de la unidad y las marcas de la unidad. Hoy vemos los medios, y la próxima semana el modelo.

2 MEDIOS PARA ELIMINAR EL CÁNCER DEL EGOÍSMO PARA QUE LA UNIDAD PUEDA CRECER

1. EVITAR LO QUE CAUSA EL EGOÍSMO

Filip 2:3 Nada hagáis por egoísmo o por vanagloria,…

El narcisismo es una enfermedad bastante universal. Todos sucumbimos al interés propio, a la autopromoción y a la auto-absorción. Y antes de negar eso, ¿alguna vez has usado tu teléfono inteligente para tomar un autocontrol? Según los datos publicados por la división de teléfonos móviles de Samsung, cada día se toman más de 1 millón de ‘selfies.’ Y el 30% de las fotos tomadas por personas de entre 18 y 24 años son ‘selfies,’ el 36% son retocadas para que luzcan mejor de lo que son. Esta es una versión moderna de Narciso atascado en su propia reflexión.

Pablo dice que para buscar el gozo necesitas alejarte de ti mismo por un momento y evitar la ambición egoísta.

La palabra griega eritheía significa trabajar por cuenta ajena -utilizada en un mal sentido de los que sólo buscan lo suyo. Contiene la idea de contención, lucha, rivalidad, impulsada por el interés propio y la motivación mercenaria.

En la iglesia se ve así: “Claro que me ofrezco voluntario para dirigir la conferencia, si me reconocen, si me hace ver bien, o si me dan un almuerzo gratis por hacerlo.”

Ahora bien, la ambición no está mal en sí misma. Puede ser piadoso si te impulsa a mejorar tu uso efectivo de los dones de Dios para traerle más gloria a Dios y ser una bendición para los demás.

Pero la ambición egoísta o la rivalidad es el deseo de ser superior a los demás. Esto es cuando el deseo no es mejorar para que Dios reciba gloria, sino para que tú recibas reconocimiento.

Entonces Pablo dice que no hagas nada por engreimiento, kenodoxía; vanagloria, orgullo vacío, deseo de alabanza.

Usted debe ser consciente de que Dios no recompensa el orgullo. Se opone a ello….

1 Pedro 5:5 …. porque Dios resiste a los soberbios, pero da gracia a los humildes..

Si no estás siendo usado por Dios en el ministerio o en el lugar de trabajo o en la escuela de la manera en que piensas que Dios debería usarte, simplemente sé humilde y haz lo mejor que puedas en lo que Dios te ha dado que hagas en ese momento.

2. APLICAR LO QUE CURA EL EGOÍSMO

Filiip 2:3-5 3 Nada hagáis por egoísmo o por vanagloria, sino que con actitud humilde cada uno de vosotros considere al otro como más importante que a sí mismo, 4 no buscando cada uno sus propios intereses, sino más bien los intereses de los demás. 5 Haya, pues, en vosotros esta actitud que hubo también en Cristo Jesús,…

Winston Churchill, el maestro del cumplido, se refirió una vez a un oponente político suyo como “un hombre modesto que tiene mucho de modesto”.

Todos tenemos mucho de lo que ser modestos. Todos somos pecadores imperfectos. Lo sabes, ¿verdad? Entonces, ¿por qué te molestas cuando alguien te lo señala?

Porque a nadie le gusta el sabor de la tarta humilde. No es el sabor favorito de los humanos.

Pero Pablo dice – en humildad, consideren a otros más importantes que ustedes mismos.

Entonces, ¿necesito pensar mal de mí mismo? La humildad no es pensar menos de ti mismo, es pensar menos en ti mismo.

Rom 12:3 Porque en virtud de la gracia que me ha sido dada, digo a cada uno de vosotros que no piense más alto de sí que lo que debe pensar, sino que piense con buen juicio, según la medida de fe que Dios ha distribuido a cada uno..

Este versículo es interesante. No dice que debes pensar mal de ti mismo. Dice que debes pensar en ti mismo de manera realista, con un juicio sobrio.

Sólo debes saber que eres un pecador, y que eres débil, y que conoces tu lugar en el gran esquema de las cosas. Dios es grande, tú no. Dios quiere que te concentres en Él y en los demás, no en ti mismo.

Tener una conciencia realista, honesta y consciente de tu humanidad te protegerá del orgullo que impide el arrepentimiento.

Y entonces Pablo dice: Que cada uno de ustedes mire no sólo a sus propios intereses, sino también a los intereses de los demás.

Una vez que dejas de considerarte a ti mismo más que a los demás, entonces puedes empezar a pensar en los demás y en lo que es mejor para ellos.

Esto no nos viene de forma natural. Piensa en cómo te acercas a la mesa de la cena, (¿puedo conseguir la pieza más grande?), el horario para el día de los padres y maestros, (¿puedo entrar primero y tomar el mejor horario?), el estacionamiento (déjame tomar el lugar más cercano). Imagina cómo sería este mundo si cada uno mirara una situación y pensara no sólo en lo que es bueno para sí mismo, sino en lo que es mejor para los demás.

Pero la mejor manera de aprender cualquier habilidad es verla realizada, verla en acción. Y no hay mejor modelo de humildad en la acción, desinterés en color vivo y preocupación por los demás que nuestro Salvador Jesucristo.

Él dejó el cielo y vivió entre nosotros para morir por nuestros pecados y llevar nuestro castigo para que él pudiera sufrir mientras nosotros salimos libres y vivimos por siempre en el cielo.

Esto merece mucha más atención de la que podemos darle hoy, así que… regrese para la próxima semana para aprender sobre nuestro modelo de humildad.

Autor: Clint Archer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .