LA SALVACIÓN ES DEL SEÑOR

god-1772560_1280

Nadie viene a Jesús si el Padre no le llama. Puedo emocionar, manipular, rogar, hasta obligar, pero eso no hará que nazcan de nuevo y sean salvos.

Puedo enseñar costumbres cristianas y hacer que obedezcan para que parezcan convertidos, pero eso no los hará hijos de Dios.

En el salvo hay una respuesta íntima y personal a la voz de Dios para obedecer, hay dolor por pecar y un rechazo rotundo a seguir el mismo camino.

No podemos condenar ni salvar a nadie. Eso es de Dios y Él está llamando a toda la humanidad a que vengan a Él.

Pues Dios nos salvó y nos llamó a una vida santa, no por nuestras propias obras, sino por su propia determinación y gracia. Nos concedió este favor en Cristo Jesús antes del comienzo del tiempo; 2 Timoteo 1:9 NVI

Quien teme al Señor aborrece lo malo; yo aborrezco el orgullo y la arrogancia, la mala conducta y el lenguaje perverso. Proverbios 8:13 NVI

Autor: Primitivo Mejía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .