Saltar al contenido

Etiquetaatar y desatar

¿POR QUÉ NO DEBES ATAR Y DESATAR?

En nuestros días es común “atar y desatar” enfermedades, riqueza, pobreza, demonios y hasta el diablo mismo.